Para todo padre novel siempre llega el momento en el que te planteas si dejar a tu nenito o nenita que duerma en su propia habitación o si dejar que siga durmiendo en vuestra cama. Como para opiniones, colores, cada persona con la que hables seguro que está siguiendo el consejo de algun libro, pedriatra, médico. Normalmente los consejos vienen de uno de estos tres autores.

Voy a intentar ser lo más imparcial que pueda y dar pequeñas pinceladas de cada uno de los autores. He sacado la información de las propias entrevistas y páginas personales de los autores. Si hay algún dato incierto o sesgado, hazmelo saber en algun comentario y lo investigaré.

Eduard Estivill

Médico especialista en alteraciones del sueño. Autor de numerosos libros entre ellos el que más repercusión ha causado: “Duermete Niño” en 2003. En él  explica un método para conseguir que el niño duerma por sí mismo en su propia cama.

En el libro se explica minuciosamente cómo lograr que el niño identifique la oscuridad de su habitación, y un peluche,  (por ejemplo) con la hora de irse a dormir. Después de cenar, Estivill recomienda pasar unos 10 minutos con el niño, antes de llevarle a la habitación. Una vez allí, es importante que los padres no se conviertan en «elementos externos asociados al sueño», para ello deben salir de la habitación antes de que el bebé se quede dormido: «No podéis ayudarle a conciliar el sueño meciéndole, acariciándole o haciéndole mimitos», señala el autor. Ésta es tal vez la fase más dura para los padres («los dos primeros días de tratamiento son duros», advierte Estivill). El método establece una tablas de tiempo para realizar pequeñas visitas al dormitorio para tranquilizar al niño si este llora. Durante estas visitas, en ningún caso los padres cogerán en brazos al niño, ni le mecerás, simplemente, hay que tranquilizar al niño, haciéndole saber con voz firme que no está sólo.

Sin duda. Si el niño no aprende a dormir, entre los cinco y los 14 años sufrirá otro tipo de insomnios, se mostrarán inseguros a la hora de dormir no querrán pasar la noche en casa de amigos, seguirán acudiendo a la cama de los padres… Esto se debe a que estos niños arrastran un mal hábito porque nadie les ha enseñado a dormir

El método está basado en el Método Ferber. En la wikipedia en inglés se puede tener un resumen del procedimiento.

  • Haz una preparación antes de llevar al niño a la cama. Esto incluye actividades rutinarias.
  • A la hora de dormir, deja al niño en su cama y abandona la habitación.
  • Vuelve a intervalos a la habitación a confortarlo (sin cogerlo/a). Por ejemplo, en la primera noche, se recomienda volver a los 3 minutos, despues a los 6, entonces 10 y así hasta que se duerme.
  • Cada noche, vuelve a intervalos cada vez más largos que la anterior. Por ejemplo, la segunda noche puedes empezar por 5 minutos, entonces 10, 12 y así hasta que se duerme

Carlos Gonzalez

Pediatra y fundador de la asociación Catalana Pro-Lactancia Materna. Especialista en lactancia materna por la Universidad de Londres. Uno de los máximos exponentes en metodos no conductistas, conocidas como crianza de apego. Uno de los libros de mayor acogida fue “Bésame mucho, cómo criar a tus hijos con amor“, el mismo año que el libro de Estivill  (2003)

Citas obtenidas de entrevistas:

Es muy importante que aprendan desde pequeñitos a dormir acompañados, porque así es como solemos dormir los adultos. Imagínate que no aprende a dormir con otras personas, y que cuando sea mayor no se quiere acostar con su marido. ¡Sería terrible! ¡No la conseguirías casar!

pienso que aquellos niños que desde el nacimiento han dormido solos se sienten más inseguros, y que su evolución es precisamente la contraria.

Los pediatras no son más que un reflejo de la sociedad. Sus malos consejos son similares a los malos consejos de familiares y amigos, y reflejan en gran parte su propia experiencia personal con sus propios hijos. Ahora hay doctoras que dan el pecho dos años y duermen con sus hijos, evidentemente sus consejos serán muy diferentes.”

Pregunta: “Mi bebé prácticamente tiene que estar conmigo prácticamente todo el rato, o para tomar teta, para dormir..”

Respuesta: “Los bebés necesitan atención constante, 24 horas. Es lo normal. Por eso la mayor parte de las madres del mundo llevan a sus bebés colgados a la espalda

Pregunta: “Buenos días. Tengo un hijo de casi 3 años que necesita para dormir que esté a su lado y cuando se queda dormido ya lo puedo dejar solo, hasta ahora no tenía problema ninguno pero me preocupa el que ahora estoy embarazada de nuevo y cuando llegue el bebé mi hijo debería saber dormir solo...”

Respuesta: “Bueno, si está usted sola, cabrán los tres en la cama sin problemas. Lo importante es que la madre esté en medio, porque uno de tres años podría golpear sin querer al recién nacido….

Pregunta: “.. lactación materna exclusiva hasta los 6 meses, ya que en el caso de mis dos hijos, me han aconsejado introducir los cereales sin gluten a los 4 y la fruta a los 5 meses...”

Respuesta: “Bueno, algunos pediatras todavía están dando recomendaciones antiguas.
Es comprensible. La alimentación no es una cuestión médica. El pediatra no es ni cocinero ni ama de casa. Procura estar al día de las novedades en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, que es su profesión.

Rosa Jové,

Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona, está especializada en psicología clínica infantil y juvenil y en psicopediatría (bebés de 0 a 3 años). Igualmente es licenciada en Historia y Geografía con especialización en antropología de la crianza. Autora del libro “Dormir sin lágrimas” publicado en 2007.

«No hay diferencia de éxito entre los métodos que enseñan a dormir a base de dejar llorar mediante una tabla y los que simplemente dejan llorar. Si la hay entre aplicarlo antes de los 18 meses o después», escribe esta especialista en el sueño. Para Jové, los métodos de adiestramiento no enseñan a dormir, «solamente provocan un shock emocional que altera los niveles de las principales hormonas que regulan nuestras emociones, y además le demuestran que no vale la pena quejarse porque nadie les responderá. Por eso funciona mejor en niños pequeños, ya que son los que tienen más posibilidad de shock».

Todos los métodos de adiestramiento para dormir niños basados en dejarles llorar según una tabla me parecen crueles. Aaunque no llegaran a dejar ninguna secuela psicológica en el niño, pienso que estamos en una sociedad en la que el fin nunca justifica los medios y en ese sentido, dejar llorar a un niño, aunque sea para dormir, no me parece bien

Si un niño de seis años todavía necesita compañía de sus padres para dormir es porque le cuesta estar relajado para iniciar el sueño y necesita una figura conocida para tranquilizarse. Pueden hacer dos cosas, una de ellas dejarlo tal cual porque evidentemente el niño un día u otro se va a quedar dormido solo, pero si quieren adelantar ese momento, lo que pueden hacer es intentar relajar al niño antes de ir a dormir

Si el niño no ha dormido habitualmente en la cuna, evidentemente ese cambio hay que hacerlo gradualmente porque si no el niño podría no aceptarlo bien en los primeros días. Sobre lo de que se duerma en brazos, no es ni un buen hábito ni un mal hábito, simplememnte si el niños se acostumbra, el niño lo va a dejar cuando sea mayor otra cosa es que antes de ese momento los padres lo quieran dejar antes, porque pesa, y entonces ellos mismos tendrán que ir deshabituándole.”

En una entrada de blog que escribe la propia autora habla de 4 estudios (Spitz, Harlow, Bolwby, Mckenna) como pruebas de que lo que se hace en el metodo Estivil puede causar secuelas. Me he molestado en buscar cada uno de estos cuatro estudios.

Rene Spitz:  (1887-1974).

Psicoanalista americano nacido en Hungría. Spitz desarrolló el termino depresión anaclitica por separación emocional parcial  (la perdida de una persona amada). Cuando la persona perdida vuelve al niño en un periodo de 3 a cinco meses, se recupera el niño en su estado normal. Si se aparta más de cinco meses, empiezan a mostar los sintomas de deterorizacion seria. Spitz llamó a esto deprivacion total. En este enlace hay un vídeo que pone los pelos de punta sobre niños apartados de su madre durante largos periodos. No apto para corazones sensibles. Aparetemente este estudio no tiene relación con el método Estivill.

Harry Harlow: (1905-1981).

Psicologo americano conocido sobre todo por sus experimentos de separación maternal y aislacion social en monos. Estos experimentos demostraton la importancia del afecto y la compañia para el desarrollo social y cognitivo. Los experimentos del Harlow fueron controvertidos. Incluian meter a pequeños macacos en camaras de aislamiento hasta 24 meses. Estos salieron de las cámaras severamente afectados. Es un estudio similar al de Spitz pero en simios. Menor relación si cabe con el método Estivill.

John Bowlby(1907-1990).

Psicoanalista. En 1951 expuso que la maternidad es inutil si se retrasa hasta despues de 2 años y medios o 3. Para la mayoria de los niños, si se retrasa hasta despues de los 12 meses, existe un periodo critico. Si la figura de apego se rompe durante el perido critico de los dos años el niño sufrirá daños irreversibles consecuencia de esta separacion maternal. Un estudio tambien similar al de Spitz.


James McKenna

Como director del Laboratorio de  Notre Dame’s Mother-Baby Behavioral Sleep, es conocido por hacer los primeros estudios psicologicos y de comportamiento sobre las diferencias del dormir en solitario o con los padres. McKenna es un acerrimo defensor del colecho y centra su investigacion en la relacion entre situaciones al dormir, metodos de alimentacion y factores de riesgo del sindrome de muerte súbita . Puedes leer aquí el estudio (en inglés). Este estudio sí tiene relación con el tema del sueño y parece  muy interesante pero sigue sin relacionarse con los posibles problemas que apunta Rosa Jové sobre  dejar llorar al niño durante minutos hasta que se duerme. Si alguien ve esta relación, por favor que  me envíe la referencia y actualizo el comentario gustosamente.

Opinón personal (ahora sí)

En este aspecto cada uno es libre de tomar sus propias decisiones. Sobre todo hay que estar abierto a otras opiniones y no tomar como dogma ninguna de ellas. Habrá padres que prefieran vivir la paternidad lo máximo posible y por las noches  y  llevar a los niños a sus camas  y hay otros que prefieren  vivir la paternidad lo máximo posible y  tener  a sus hijos en sus camas.

Fuentes:

http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2006/06/2070/

http://comunidad.diarioinformacion.com/entrevista-chat/3196/Salud/Carlos-Gonzalez/entrevista.html

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2003/01/28/pediatria/1043756488.html